| Valores

Al asumir la cartera de turismo de El Salvador, una de sus prioridades es incrementar la visita de turistas al país. 

Douglas Herrera y Karen Retana, periodista /Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

La nueva ministra de El Salvador es investigadora académica, administradora de empresas, comunicadora y relacionistas pública. La mayor parte de su carrera la ha dedicado a estudiar marketing y publicidad, muy enfocado exaltar la imagen de El Salvador.

La ministra es graduada en Administración de Empresas de la Universidad Centroamericana José Simón Cañas de El Salvador, y continuó su formación académica con cursos especializados en Estrategias Publicitarias, Desarrollo Humano, Género en Políticas Públicas, Planificación del Desarrollo y Protección Social.

Entre 2001 y 2006 trabajó en el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) de El Salvador, en las áreas de Desarrollo Humano y Gobernabilidad.

En 2017 fue nombrada Directora Nacional de Marca País, desde donde asumió el reto de implementar una estrategia integral de “imagen país” para El Salvador. En esta posición, logró alianzas importantes con instituciones gubernamentales, privadas, académicas y de la sociedad civil, además de organismos internacionales. También diseñó e implementó el plan de medios y la estrategia en medios digitales a nivel nacional e internacional.

Administró fondos de cooperación internacional para la ejecución de proyectos, principalmente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y fue fundadora y representante de El Salvador en el Consejo Latinoamericano de Marcas Países participando junto a países como Colombia, Uruguay y Honduras.

Su amplia experiencia de más de 20 años, tanto en las áreas de administración, planificación de proyectos y evaluación de los mismos, como en promoción y comunicación social e institucional y en investigación de mercado, sumado a su trayectoria al frente de proyectos sociales y de desarrollo así como su conocimiento sobre la Marca País El Salvador, le permite tener una visión amplia de cómo se deben gestionar proyectos en forma integral y construir estrategias de proyectos sociales a nivel nacional e internacional.

En la actualidad, al asumir la cartera de turismo de El Salvador una de sus prioridades es incrementar la visita de turistas a El Salvador, potenciando proyectos implementados por las administraciones anteriores así como que se desarrollarán en su gestión.

Solo en el 2018 unos 2,5 millones de turistas extranjeros ingresaron al país y dejaron $1,532.61 millones para la economía salvadoreña, lo cual representó más de un 21% con respecto al año anterior.

La apuesta de la nueva  titular de turismo es mejorar la imagen que proyecta el país, brindar capacitación a los diferentes actores de la industria turística y atraer más convenciones regionales.

La Revista Viajes, conversó con la Ministra Valdez Vigil sobre estos temas, sus retos y planes que desarrollará durante su gestión al frente del Ministerio de Turismo.

¿Cómo inició la industria turística en El Salvador?

El inicio de la industria turística data de hace 13 años estuvimos trabajando con el organismo promotor de exportaciones e inversiones de El Salvador para la construcción de marca país y es ahí donde empezamos a estudiar todos los sectores que incluyen la marca país y por supuesto el turismo, el sector principal que compone una marca país, aparte de las inversiones y exportaciones. Hemos venido estudiando cómo esta industria es clave para el derrame económico en el país.

¿Cuáles son sus principales logros?

Concretar una marca país que se logró gracias al consenso y a toda la coordinación interinstitucional e intersectorial. El Salvador es un ejemplo a nivel regional sobre cómo se fue construyendo dicha marca, y por supuesto que esto ha podido sobrellevar todo el tema de la academia -que tuvo que ver en este logro- y la participación de la población salvadoreña a la hora de construir una marca país que nos da identidad.

¿Cuáles son los principales retos como Ministra de Turismo?

Definitivamente uno de los principales retos es gestionar el destino turístico como lo es El Salvador; acortar la brecha de percepción y realidad que se tiene el país. Sabemos que tenemos competidores muy fuertes en la región, pero también El Salvador está trabajando muy fuerte desde hace varios años y ahora con la nueva gestión del Presidente Nayib Bukele, vamos a potenciar más la imagen del país en el sector turístico con un programa emblemático que es la puesta en gestión que es el programa “Surf City”  poniendo en perspectiva el valor diferenciador que tenemos que son sus olas.

Somos el único país en la región que tenemos las mejores olas para surfear. Aquí vienen artistas y campeones mundiales de dicha disciplinar para entrenar en nuestras olas. Tenemos 365 días del año con olas constantes, a diferencia de otras regiones del mundo que se han posicionado pero que solo las tienen durante seis meses, además la temperatura del agua permite que los surfistas no necesiten vestirse como tal y pueden surfear con sus bañadores, eso hace que todos los campeones y artistas que gozan del surf se interesen por las olas en los spot de El Salvador.

¿Cómo proyecta el turismo del país para este año y los siguientes?

Como bien lo decía, estamos apostando al surf, pero no significa que El Salvador sea solamente este deporte, el surf es lo que nos va a posicionar ante el mundo porque definitivamente es algo que nos hace mejores con respecto a otros destinos de la región y esto va a ser un producto ancla turístico para que puedan conocer que tenemos volcanes, pueblos, historia que contar al mundo. Al tener un país pequeño en su territorio, los turistas pueden verlo fácilmente en cinco a siete días, de manera que pueden recorrer y estar en varios microclimas, tener varias vacaciones en una y eso nos hace competitivos.

 

En Gastronomía

25-06-2020

Fogo Rodizio Resort & Spa renace en Escazú

2018 © Revista Viajes. Todos los derechos reservados.
Se autoriza reproducir total o parcialmente citando la fuente siempre y cuando no sea con fines comerciales.