Publicidad

| Aeronoticias

crédito de foto: Imagen de archivo con fines ilustrativos.
crédito de foto: Imagen de archivo con fines ilustrativos.
  • Volaris El Salvador (N3) iniciará operaciones el 15 de septiembre de 2021, replicando su modelo de ultra bajo costo en el país.
  • La certificación de Volaris El Salvador dinamizará la recuperación económica del país y a región.

Volaris, la aerolínea de ultra bajo costo que opera en Centroamérica, México, Estados Unidos y próximamente Sudamérica, anuncia que su filial Volaris El Salvador (Vuela El Salvador S.A. de C.V.) culminó su proceso de certificación por parte de la Autoridad de Aviación Civil (AAC) de ese país, convirtiéndose así en la segunda aerolínea en operar con bandera salvadoreña y la primera de bajo costo.

Volaris El Salvador iniciará operaciones el 15 de septiembre de 2021, replicando el exitoso modelo de ultra bajo costo de Volaris, con la ruta San Salvador-Ciudad de México y el 15 de octubre con San Salvador-Cancún. De igual forma, el 31 de octubre comenzará a operar la ruta San Salvador-San Pedro Sula, reafirmando su compromiso de democratizar los cielos en el mercado centroamericano.

“En Volaris continuamos nuestros planes de expansión derivados de la recuperación que hemos tenido. Este certificado de operación nos ayuda a consolidar nuestro plan de crecimiento en Centroamérica, al fortalecer la conectividad aérea regional para que cada día más gente pueda visitar amigos y familiares o seguir desarrollando negocios que incentiven la reactivación económica a bajo costo”, señaló Enrique Beltranena, presidente y director general de Volaris.

 El Salvador cuenta con una población de casi 6 millones y medio de personas y tiene además casi dos millones de residentes en los Estados Unidos, lo que representa gran potencial de viajeros que se verán beneficiados con las tarifas bajas de su nueva aerolínea nacional. Antes de la pandemia, el sector de la aviación contribuía con 116 mil empleos. Según datos de la Corporación Salvadoreña de Turismo (CORSATUR), en el 2019 la aportación del turismo potenciado por el transporte aéreo a la economía salvadoreña representó 6.5 por ciento del PIB.

Durante los primeros seis meses de la pandemia por COVID-19, la llegada de visitantes internacionales al país decreció 61 por ciento con respecto del mismo período del año anterior, lo que llevó a una pérdida equivalente al 44 por ciento de los empleos del sector turístico. Sin embargo, según datos de la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA), los viajeros usuarios de la terminal internacional ya han alcanzado el 87 por ciento en comparación con el mismo mes de 2019. El modelo de ultra bajo de costo de Volaris permitirá estimular el mercado e incrementar la llegada de nuevos viajeros y turistas, especialmente de quienes nunca han viajado en avión, lo que contribuirá al desarrollo económico y la recuperación.

 Además de someterse a la supervisión de la AAC al volar con bandera salvadoreña, con el Certificado de Operador Aéreo el país se beneficiará con mayor conectividad, al poder originar vuelos desde El Salvador a cualquier destino de la red Volaris. De igual forma, impulsará la creación de empleos directos e indirectos, al contratar personal para áreas administrativas y tripulaciones. El compromiso hacia el futuro es ser “Tu Aerolínea Hermana”, al reunir a bajo costo a los hermanos lejanos del país.

Volaris El Salvador se enfocará en los pasajeros que visitan a amigos y familiares (VFR), viajeros de negocio preocupados por el costo del viaje y personas que realizan viajes de placer hacia Centroamérica, México y destinos seleccionados en los Estados Unidos.

Volaris inició operaciones en Centroamérica en 2015 a través de Volaris México (Y4). En 2016 Volaris Costa Rica (Q6) obtuvo el COA, conectando con Guatemala y otros aeropuertos de la región. Actualmente, la aerolínea opera rutas en México, Estados Unidos, Costa Rica, Guatemala y El Salvador, transportando casi dos millones de pasajeros desde 2015.


2018 © Revista Viajes. Todos los derechos reservados.
Se autoriza reproducir total o parcialmente citando la fuente siempre y cuando no sea con fines comerciales.