Publicidad

| Turismo y Negocios

  • Inversión por más de 2.250 millones en infraestructura turística, apertura al mercado chino, prórrogas en el pago de deuda y suspensión en los pagos parciales del impuesto sobre la renta son parte de las medidas anunciadas.

Karen Retana

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Una luz de esperanza se asoma para la industria turística, tras el anuncio de una serie de medidas que contribuirán a aliviar y reactivar al sector el cual ha sido golpeado por la crisis provocada por la pandemia.

Una combinación de disposiciones que se ejecutaran en el corto y mediano plazo se convierten en la tabla de salvación del sector, entre los cuales destaca la inversión por ¢2.250 millones en infraestructura turística, generación de demanda de servicios turísticos a través del impulso al turismo nacional mediante jornadas acumulativas que permitiría que empleados del sector público tengan un día libre a la semana, preferiblemente viernes o lunes; a su vez podrán realizar teletrabajo desde instalaciones turísticas.

Un proyecto de ley promoverá que este año el Día del Padre sea feriado, como un aliciente para que las familias utilicen los servicios turísticos que ofrece el país.

También se pretende llevar a cabo una apertura al turismo chino principalmente el de ciudades como Beijing y Shanghái el cual sería efectivo a partir del próximo 01 de marzo.

Las pequeñas y medianas empresas se verán beneficiadas con créditos. Si requieren renovar permisos de funcionamiento solo tendrán que pagar $20 y un 20% del costo del registro sanitario.

 En el caso del transporte público se les otorgará una prórroga de dos años para quienes renueven sus permisos durante este año. Además, se ampliará el número máximo de años de antigüedad de sus unidades.

Considerando la situación precaria que viven muchas empresas turistas en sus finanzas, Hacienda facilitará el proceso para la suspensión de los pagos parciales del impuesto sobre la renta.

Asimismo, se emitió un acuerdo para que las entidades del sistema bancario nacional brinden flexibilidad en la deuda con opciones de pago a largo plazo. Esto contempla la extensión hasta el 31 de diciembre las medidas que modifiquen las condiciones contractuales de los créditos.

Gustavo Segura, Ministro de Turismo dijo en conferencia de prensa que estas soluciones de corto plazo contribuirían a sacar adelante a las empresas turísticas las cuales se han visto fuertemente afectadas por los embates de la pandemia.

Antes de la pandemia del Covid-19, el turismo generaba 225 mil empleos directos y 83 mil indirectos.  Mientras que el Producto Interno Bruto decreció 4,5% en el año 2020, de esa cifra, un 40,7% correspondió a hoteles y restaurantes, según datos del Banco Central de Costa Rica.


2018 © Revista Viajes. Todos los derechos reservados.
Se autoriza reproducir total o parcialmente citando la fuente siempre y cuando no sea con fines comerciales.