Publicidad

| Turismo y Negocios

Foto con fines ilustrativos, cortesia de Hotel Dreams Las Mareas.
Foto con fines ilustrativos, cortesia de Hotel Dreams Las Mareas.
  • Prueba PCR solicitada por el Gobierno de Estados Unidos para ingresar al país, complica el panorama.

Por Karen Retana Barboza.

Tras 10 meses de pandemia y pese a que las fronteras costarricenses ya se encuentran abiertas, la industria turística continúa con su mirada puesta en el turismo local.

Diversos empresarios consultados se muestran optimistas y admiten que la llegada de nacionales ha contribuido en la ocupación y se han mantenido fieles en estos meses difíciles.

Ricardo Alfaro, Gerente General del Club y Hotel Condovac La Costa asegura que el haber apostado por las familias costarricenses contribuyó a que la ocupación del año pasado arrojara resultados sobresalientes.

En el Hotel Bosque del Mar, ubicado en Playa Hermosa, la ocupación en diciembre y enero fue bastante buena. Sin embargo, para febrero la ocupación baja y se percibe una mayor reserva durante los fines de semana, dijo Katherine Morales, directora Comercial del hotel.

Los hoteles donde tradicionalmente el fuerte de su mercadeo y promoción estuvo orientada a atraer turismo extranjero se han visto en la necesidad de replantear su operación para impulsar sus reservas.

Donovan García, gerente del Hotel Gilded Iguana ubicado en Nosara, sostuvo que, en esta coyuntura, los hoteles realizan grandes esfuerzos para incentivar a los viajeros y atraer al turista nacional a través de publicidad y promociones. Desafortunadamente, nuevas regulaciones generan incertidumbre en los turistas e incluso provocan cancelaciones en masa.

Por ejemplo, el requisito impuesto por el gobierno estadounidense de presentar la prueba PCR para el ingreso a suelo norteamericano es vista como una restricción que impactaría eventualmente en la decisión de viaje, esto pese a que diversos hoteles ya brindan la opción de realizar dicha prueba en sus instalaciones.

Para contrarrestar el efecto dominó, García dijo que la comunicación con sus clientes, proveedores y colaboradores ha escalado a un nivel superior, a través de contactos previos a la llegada y la creación de un sistema de enlace directo, sincero y en tiempo real. “Confiamos que nuestra estrategia es la correcta, la misma nos asegura mayor control en nuestras operaciones y minimiza el riesgo de contagio. Hemos visto resultados positivos y hemos evitado cancelaciones gracias a estas acciones”.

Paola Marín, directora Comercial del Hotel Occidental Tamarindo explicó que, aunque la demanda se encuentra activa, existe demasiada competencia en precios, razón por la cual han implementado tarifas a través de la venta “last minute”, captando clientes que se encuentran en Tamarindo en busca de hospedaje.

“El proceso es lento a largo plazo; el mercado de Canadá y Estados Unidos que era nuestro fuerte se encuentra dormido. Actualmente nos mantiene a flote el mercado local con ventas a corto plazo. A nivel de utilidad, enero genera lo necesario, sin embargo, preocupa el mes de febrero que en comparación con años anteriores está muy por debajo”, dijo Marín.

Hernán Binaghi, Gerente General Westin Reserva Conchal sostiene que el turismo nacional, el cual siempre ha sido muy importante para su hotel, es el que en estos momentos se encuentra liderando la reactivación de la industria. “Westin Reserva Conchal está muy bien posicionado en los viajeros costarricenses, con sus tarifas preferenciales y reserva directa todo el año”.


2018 © Revista Viajes. Todos los derechos reservados.
Se autoriza reproducir total o parcialmente citando la fuente siempre y cuando no sea con fines comerciales.