Publicidad

| Turismo y Negocios

Fotagrafía tomada de archivos
Fotagrafía tomada de archivos
  • Centros de trabajo podrán optar por el sello de Centro de Trabajo Prevenido ante COVID-19 tras una autoevaluación en línea en www.pct.go.cr
  • Herramienta fue aprobada en el Consejo de Salud Ocupacional, órgano de conformación tripartita.
  • Iniciativa nació en el seno de la Mesa Caribe y escaló a un proyecto país.

Este  viernes fue anunciado  al país  el sello Centro de Trabajo Prevenidos ante COVID-19 que fue creado por el Consejo de Salud Ocupacional como una herramienta de autoevaluación patronal.

El proyecto propone una estrategia para mejorar la protección de  la  salud  y  seguridad de las personas trabajadoras en los distintos  centros  de  trabajo, procurando de forma simultánea la continuidad del empleo y la producción.

El sello consiste en una herramienta tecnológica disponible vía internet, que permite a los centros de trabajo conocer el protocolo de medidas de prevención y mitigación de la COVID-19 según el sector económico.

Con ella, las personas empleadoras podrán realizar una autoevaluación de la implementación del protocolo a través del formulario COVID-19 en  Centros  de  Trabajo y de acuerdo al grado de cumplimiento obtenido, solicitar el sello de Centro de Trabajo Prevenido ante COVID-19.

De no cumplir los parámetros para la obtención del sello, la  persona  empleadora podrá optar por dos vías para la actualización correspondiente. Por un lado, podrá solicitar la asistencia y acompañamiento de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) de manera que se pueda cumplir  a cabalidad con las acciones preventivas ante   la pandemia.

Por otro lado, tendrán acceso permanente a una caja de herramientas que incluye guías de apoyo, además de los protocolos sectoriales para la implementación de lineamientos sanitarios para la COVID-19 y, de esta manera, realizar de nuevo la autoevaluación que le permita obtener el sello.

La Ministra de Trabajo y Seguridad Social, Geannina Dinarte Romero, destacó que “estamos ante una herramienta que permitirá a las personas empleadoras verificar que las medidas sanitarias tomadas ante la pandemia no solo son las que el Ministerio de Salud ha recomendado, sino que su aplicación es correcta”.

“Es una iniciativa que goza de la aprobación y el aval tripartito de los sectores que conforman el Consejo de Salud Ocupacional y que, en un ejercicio de diálogo social, tuvo una votación positiva para el beneficio de nuestro país”, añadió

Esta herramienta nació como una iniciativa apoyada por el vicepresidente de la República, Marvin Rodríguez Cordero y, debido a su importancia e impacto, escaló hacia un proyecto país.

Para el vicepresidente, “garantizar la salud y seguridad de las personas trabajadoras, sólo es posible mediante la acción coordinada y  solidaria  entre  personas empleadoras, trabajadoras y gobierno.”

“Agradezco a los miembros del Consejo de Salud Ocupacional y a la OIT su apoyo a este proyecto. Estoy seguro que las herramientas que hoy se ponen a disposición de los municipios, de las cámaras empresariales y de los diferentes establecimientos permitirán fomentar el desarrollo de buenas prácticas y con ello garantizar la salud y seguridad de los trabajadores y de quienes los visitan”, concluyó Rodríguez

El proyecto propone una estrategia para mejorar la protección de  la  salud  y  seguridad de las personas trabajadoras en los distintos  centros  de  trabajo, procurando de forma simultánea la continuidad del empleo y la producción.”

Una vez desarrollada, la herramienta fue evaluada y analizada por los representantes sectoriales del Consejo de Salud Ocupacional y fue aprobada con el aval del Gobierno y las representaciones laborales y empleadoras.

El ingreso al portal de centros de trabajo se hace a través de la dirección electrónica www.pct.go.cr o desde el sitio web del Consejo de Salud Ocupacional (www.cso.go.cr)


2018 © Revista Viajes. Todos los derechos reservados.
Se autoriza reproducir total o parcialmente citando la fuente siempre y cuando no sea con fines comerciales.