Publicidad

| Turismo y Negocios

“Ajustemos, reinventemos, apoyemos a nuestro personal, tratemos de no mirar demasiado hacia adelante y sepamos que esto es temporal”, sugiere Jeff Grosshandler, CEO y Co Propietario de The Gilded Iguana. Cortesía Jeff Grosshandler

Siendo un exitoso hombre de negocios con recono­cida trayectoria en su país de origen, ¿qué lo impulsó a es­tablecerse en Nosara? ¿Qué te cautivó?

Había viajado a Costa Rica por turis­mo y surf varias veces, y durante un viaje terminé en Nosara, justamente en Playa Guiones. La belleza de la naturaleza y el refugio de vida silves­tre me cautivaron por ser increíbles y únicos. Fue cuando decidí quedarme unos meses que se convirtieron en 10 años. Nunca hubo un plan para "llegar aquí", fue una caminata al azar y todo sucedió gradualmente.

¿Qué lo motivó a invertir en la industria del turismo?

Mi experiencia como profesional de inversiones, por supuesto, me llevó a tener interés en los mercados de bie­nes raíces. Cuando comencé mis ne­gocios, hubo un cambio dramático en Nosara, de un bajo perfil residencial a la atracción de turismo. Parecía que era el momento para que Nosara bri­llara y cuando se presentó la oportuni­dad de comprar el viejo Hotel Gilded Iguana, mi socio y yo no lo dudamos. No teníamos el plan completo y no estábamos seguros de qué hacer. Al final, decidimos llevar a cabo la inver­sión, ya que no hay otro lugar en el mundo que hayamos encontrado como Nosara, el cual ofrece la combinación de belleza natural, turismo boutique de pequeña escala y autenticidad.

En su opinión, ¿cuál es el po­tencial de este destino para los turistas de su país?

Antes del COVID-19, el mercado turístico de Nosara se estaba dando cuenta de su máximo potencial en cuanto a tráfico y visitantes. Es un lugar pequeño y delicado donde se debe proteger el medio ambiente para mantener el carácter único. Creo que el turismo se había orientado mucho hacia el surf y el yoga. También le veo mucho potencial como destino de ciclismo de montaña, eso es algo que estamos ayudando a moldear con el mercado nacional, ¡quizás ya sea más popular que el surf y el yoga!

A raíz de los eventos producidos por COVID-19, ¿de qué mane­ra cree que se ha reinventado la industria turística? Explique desde su experiencia personal.

Nosara fue desarrollado por estadou­nidenses y ha sido principalmente un mercado de turismo extranjero, mu­cho más extremo y desequilibrado que muchas de las otras áreas turísticas y pueblos de playa en Costa Rica. En lo que respecta a los bienes raíces, ocu­rre lo mismo. Durante muchos años los residentes del Playa Guiones y Playa Pelada hicieron lo que pudie­ron para permanecer en una "burbu­ja de extranjeros", pero después del COVID, este área ha vuelto a ser un pueblo tico. Muchos costarricenses se han reconectado con la belleza natu­ral del país en el que viven. Para mí es increíble ver a Nosara por primera vez en casi 50 años, como un destino exclusivamente de turismo nacional y prosperar de esa forma.

Tuvimos que girar bruscamente y re­ajustar todo: la publicidad, los sitios web, las redes sociales y nuestros es­fuerzos se dirigieron al mercado na­cional. Nos hemos mantenido abier­tos y nunca hemos dejado de pagar a nuestros empleados para mantener la economía local en marcha, y esto es a través de dólares del turismo nacional que provienen principalmente de San José.

Este es un cambio dramático en la his­toria de Nosara, para mí es bienvenido y no importa lo que suceda, esperamos que al menos el 30-40% de nuestro segmento turístico provenga de turis­mo local en el futuro. Mantendremos grandes descuentos para que los ticos vengan y se queden en Nosara.

¿Cómo ha afrontado de forma positiva la nueva realidad turís­tica de su empresa?

Tratando de mantener siempre una ac­titud positiva y predicar con el ejemplo. Hubo algunos momentos muy oscuros de duda e incredulidad. Pero mantuve mi confianza a toda costa para demos­trar que saldremos adelante.

¿Qué estrategias ha implemen­tado para mantener sus opera­ciones?

Todas las operaciones de marketing han cambiado. Hemos reinventado nuestros protocolos para mantener se­guros a todos los huéspedes y trabaja­dores en la mayor medida posible. Los sitios web y las redes sociales en espa­ñol son muy diferentes para nosotros. Podemos cambiar nuestro servicio y apuntar hacia algunas cosas que no se podrían haber hecho antes, por ejem­plo, hacemos que todos los huéspedes se comuniquen y se unan a un chat de WhatsApp cuando se registran, para asegurarnos de que puedan comunicar sus necesidades, inquietudes, o con­sultas, directamente a la recepción. La mayoría de los viajeros internacio­nales de EE. UU. Y Canadá no usan WhatsApp; esto es algo que solo fue posible cuando cambiamos al turismo solo nacional. Estos son los pequeños cambios en los detalles y la calidad del servicio que mantienen nuestra oferta como la más competitiva del país.

¿Se ha reinventado su nego­cio? Si su respuesta es afirmati­va, explique cómo.

Sí y No. En esencia, los principios y va­lores son los mismos. Brindar la mejor experiencia a los clientes, compartir la experiencia de Nosara con quienes nos visitan, mantener una gran propuesta de valor con el precio de habitaciones y servicios, respetar y apoyar a nues­tro maravilloso personal y sus familias durante todo este tiempo. Por supuesto, muchas cosas han cambiado y se han reinventado para sobrevivir, pero los valores y principios fundamentales si­guen siendo los mismos.

¿Qué sugerencias compartiría para que otras empresas como la suya puedan seguir operan­do?

Haz lo que sea necesario. Ajustemos, reinventemos, apoyemos a nuestro personal, tratemos de no mirar dema­siado hacia adelante y sepamos que esto es temporal, aunque algunos cambios permanentes echarán raíces du­rante este proceso de ajuste. Al final, debemos mantener una actitud positi­va con nosotros mismos y con todo el personal, asegurándose de que reciban apoyo y atención.

En su opinión, ¿qué acciones se deben realizar para lograr un nuevo fortalecimiento de la in­dustria turística en Costa Rica?

Es difícil de decir. Por supuesto, es necesario acelerar la apertura de las fronteras y permitir turistas de los 50 estados de los Estados Unidos; sin em­bargo, entiendo que la situación epidemiológica en muchas partes de los Estados Unidos aún es complicada y que las pruebas no son infalibles. Creo que el nuevo Ministro de Turismo ha mostrado un gran liderazgo y probablemente tenga mejores respuestas que yo sobre este tema. Mantener los turistas, la población de Costa Rica a salvo y tener un equilibrio entre la sa­lud y la economía es la clave, no solo uno u otro.

En su toma de posesión como representante de la Cámara de Comercio de Nosara, ¿qué es­trategias propone esta organi­zación para que el sector vuel­va a tomar un nuevo impulso?

La Cámara de Comercio es muy nueva y en este momento estamos trabajando junto a todos los afiliados para expan­dir su membresía. Queremos construir una organización que sea representati­va de la comunidad, que incluya a los pequeños comercios locales. Nunca ha existido en Nosara, una entidad que se enfoca exclusivamente en ayudar y organizar negocios y actividades em­presariales en la zona. Es importante decir que Nosara también es mucho más que una ciudad turística. Hay un verdadero espíritu de emprendedores en esta área y muchos dueños de ne­gocios individuales que es inspirador para ser parte del lanzamiento de la Cámara de Comercio. Esperamos con­tratar pronto a un director ejecutivo y lanzaremos iniciativas importantes pronto. Yo participaré en la Cámara como una voz más de muchas otras que queremos que se sumen.


2018 © Revista Viajes. Todos los derechos reservados.
Se autoriza reproducir total o parcialmente citando la fuente siempre y cuando no sea con fines comerciales.