Centenario Internacional ofrece Wines Experience diferentes haciendo una mezcla entre la gastronomía, vino y la música. La primera fecha tuvo lugar en el restaurante Hacienda Salitrillos, Aserrí. Se proyecta llevar esta nueva experiencia a diferentes restaurantes del país, así como a eventos corporativos.

| Gastronomía

La innovación se hace presente en el portafolio de vinos de Centenario Internacional, donde su propuesta de experiencias vivenciales a los consumidores toma poder, ofreciendo así una forma distintiva de catar un vino. En esta ocasión, esta iniciativa permite trasladar a las personas a la esencia de cada una de las bodegas por medio de música, baile y gastronomía; apostando en primer lugar por la familia de vinos de Cuatro Rayas, la cual permite traer una parte de España a Costa Rica.

“Iniciamos este proyecto con la Bodega Cuatro Rayas, una bodega con más de ochenta años de historia, una combinación perfecta entre la tecnología y tradición. La bodega Cuatro Rayas es líder en el consumo de vinos blancos en España, esto por sus modernas instalaciones que están ubicadas estratégicamente en la plena cuna del Verdejo, La Seca,” explicó Tamara Madriz, Gerente de Marca.

El Wine Experience aporta desde el inicio una vivencia española entre los invitados, donde se proyecta las diferentes notas de los vinos en los ritmos españoles, creando una mayor cercanía del consumidor con cada uno de los productos de la bodega. Se realizan intervenciones musicales acorde al vino a catar en cada tiempo que va de la mano con la guía de una sommelier invitada, transportando a los participantes a un viaje, iniciando por apreciar el vino con cada uno de los sentidos y al mismo tiempo disfrutando de increíble gastronomía que resalta las notas, el cual es elaborado por cada restaurante en el que se ejecuta.

Además, en lo que rodea este proyecto, se busca crear momentos memorables en el paladar de las personas y al mismo tiempo, dar ese beneficio adicional al involucrar emociones, que ayuda a brindar un verdadero significado único y auténtico al consumidor. La primera fecha tuvo lugar en el restaurante Hacienda Salitrillos, ubicado en Aserrí de San José. Un lugar que se adaptó con detalles españoles que permitió esa conexión entre los invitados, quienes disfrutaron de manera distinta el catar de un vino al mezclar lo emocional con lo vivencial.

“Decidimos darle a nuestro mercado nuevas formas de poder disfrutar de un excelente producto y adentrarlos a la esencia de cada una de las botellas. Estos últimos meses del 2022 tenemos proyectado estar presentes en diferentes restaurantes del país, llevándoles un poco de cada una de nuestra oferta de bodegas. Queremos que las persona tenga un mayor acercamiento a cada uno de nuestros vinos, dándoles una vivencia que viene ligado a la cultura de estos países que importamos,” concluyó Madriz.  


En Gastronomía

03-02-2023

Enamórese más en Turrialba

Bienestar

01-02-2023

Terapias alternativas

2018 © Revista Viajes. Todos los derechos reservados.
Se autoriza reproducir total o parcialmente citando la fuente siempre y cuando no sea con fines comerciales.