| Ambiente

Autoridades del Aeropuerto Internacional Juan Santamaría decomisan hasta 10 toneladas de conchas, caracoles, corales y galletas de mar, por año.

Autoridades en el Aeropuerto Internacional Juan Santamaría (AIJS) decomisan diariamente materiales marinos como piedras pequeñas, corales, conchas, galletas de mar, entre otros recursos, que son llevados en su mayoría por turistas como un “souvenir” cuando visitan Costa Rica.

Esta situación representa una gran amenaza a la biodiversidad del país. Entre las consecuencias están: el deterioro las playas provocando que se vuelvan menos resilientes contra el cambio climático y la afectación a las condiciones óptimas para la vida de especies marinas.

Por esta razón, bajo el lema: “Nature belongs here, just take the memories” (“Dejanos la naturaleza, llevate solo el recuerdo”, en su versión en español), AERIS, gestor del principal aeropuerto del país, junto con la Fundación Neotrópica, y con el apoyo de marcas con una alta responsabilidad ambiental, se alían en una campaña de concientización para turistas internacionales y nacionales con el fin de informar y disminuir la extracción de recursos marinos en las playas costarricenses y del mundo en general.

“Esta iniciativa es un esfuerzo más de AERIS por procurar las mejores prácticas de manejo y conservación de la vida silvestre. Con la campaña “Dejanos la naturaleza, llevate solo el recuerdo” nos alineamos a estrategias de conservación nacional, bajo una plataforma educativa y de sensibilización que busca impactar a los más de 5.4 millones de pasajeros que transitan por la principal terminal aérea, en lo que puede ser su primera o última impresión del país. Por esto queremos aprovechar cada espacio y oportunidad para expresar ese compromiso ambiental”, dijo Adriana Bejarano jefa de Ambiente, Salud y Seguridad de AERIS.

En Costa Rica la extracción de estos y otros recursos naturales es considerada tráfico ilegal de vida silvestre. Por eso, con mayor acceso a la información esta alianza pretende dimensionar en los turistas el daño que estas prácticas causan a los ecosistemas.

El estudio más reciente realizado en el país guiado por la Universidad de Costa Rica y el Parque Marino del Pacífico, logró cuantificar el decomiso de hasta 10 toneladas de conchas, caracoles, corales, estrellas de mar, entre otros recursos marinos, en el AIJS.

Al cierre de 2019, la problemática no disminuyó y se estima que por esta terminal aérea se retuvieron decenas de sacos de más de 20 kg cada uno.

Una vez extraído y decomisado este material, resulta casi imposible devolverlo a su ecosistema. Por ello, bajo un estricto protocolo que establece el Reglamento a la Ley de Conservación de Vida Silvestre y con la aprobación del Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC), el equipo ambiental de AERIS debe disponer y triturar el material, que podría ser utilizado como material de relleno de construcción.

Otra de las medidas implementadas consiste en enterrar las conchas por sus altos niveles de calcio. Todas estas medidas son totalmente controladas, ambientalmente responsables y debidamente supervisadas por personeros del Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC).

“La Fundación Neotrópica en su 35 aniversario se enorgullece de aportar al país un mensaje de alto impacto de protección de su biodiversidad. Muchas personas adultas hemos crecido sin conocer las consecuencias que genera la extracción de una sola concha de la playa, es por eso que tomamos la iniciativa de sensibilizar al turismo adulto, pero también la responsabilidad de educar a niños y niñas en comunidades urbano-marginales, a través de programas educativos que serán una realidad gracias al aporte de los donantes”, expresó Bernardo Aguilar, Director Ejecutivo de la Fundación Neotrópica.

¿Por qué son importantes estos recursos?

De acuerdo con biólogos marinos de la Fundación Neotrópica, los recursos como conchas y corales son esenciales para el balance de los ecosistemas costeros. También brindan carbonato de calcio a los océanos, elemento que estabiliza la acidez del agua y preserva la vida marina.

Además, las conchas son parte de una larga cadena alimenticia porque funcionan como refugio para cientos de especies como moluscos o cangrejos, y estos a su vez, sirven de alimento para otros organismos como peces. También las esponjas, los pastos marinos, las algas y otros organismos pequeños viven en ellas, por lo cual sacarlas de esta cadena altera el balance natural en la vida marina.

Campaña integral

“Nature belongs here, just take the memories” será más que una plataforma para concientizar a los turistas, ya que a través de buzones de recolección ubicados dentro del AIJS recaudará fondos para financiar programas de bioalfabetización en escuelas localizadas de zonas de con vulnerabilidad socioambiental. Por medio de talleres didácticos facilitados por la Fundación Neotrópica, niñas y niños tendrán la oportunidad de educarse sobre el tema desde edades tempranas.

La campaña cuenta con el apoyo de distintas empresas que llevarán el mensaje a puntos turísticos importantes como los hoteles W, Westin y Reserva Conchal en Guanacaste, la cadena Automercado, la Embajada de Francia en Costa Rica, Repúblika Independiente, Tiendas Morpho, Tiendas La Gloria, Cenfotec y Radio Urbano.

“La naturaleza nos ha privilegiado en crear una playa que en vez de arena lo que encontremos sean conchas, lo que originó su nombre, es lo que hoy conocemos como playa Conchal”, expresó Hernán Binaghi, Complex General Manager de Westin Playa Conchal y W Costa Rica.

“Sin embargo, la decisión de llevarse las conchas de la playa ha causado daños al inicio de la playa y se han ido perdiendo, queremos que muchas generaciones por muchos años más disfruten de este tesoro natural, y permitir que de todo el mundo la gente pueda admirar y hacer honor al nombre de Playa Conchal y se lleven en sus corazones la huella en la arena de conchas y la satisfacción de saber que compartiremos con el mundo este gran tesoro a través de la conservación. Esperamos que estos esfuerzos sirvan para no solo proteger las playas de Costa Rica, sino que también aporte para que otras playas en el mundo sean protegidas”, finalizó Binaghi.

Oportunidad de ayudar

Las personas que gusten colaborar con la campaña, podrán encontrar alcancías en el Aeropuerto Internacional Juan Santamaría (AIJS), Tiendas La Gloria o bien, donar a través de: www. neotropica.org/listentothesea. Además, tres marcas nacionales: Holalola, Nomellamo y Jess Tales, han diseñado tres productos exclusivos que el público puede recibir a cambio de una donación. Los productos se pueden encontrar en las tiendas Britt del AIJS, en las páginas oficiales de cada una de las marcas o bien, en www.neotropica.org/listentothesea.

 

En Gastronomía

25-06-2020

Fogo Rodizio Resort & Spa renace en Escazú

2018 © Revista Viajes. Todos los derechos reservados.
Se autoriza reproducir total o parcialmente citando la fuente siempre y cuando no sea con fines comerciales.