| Destinos

Cortesía Karen Retana/ Revista Viajes

La gastronomía junto con actividades de ocio, recreación y compras hace de la ciudad colombiana una experiencia de viajes que satisface todos los gustos.

Karen Retana B/ Periodista

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Más allá de ser el punto de encuentro para las reuniones de negocios de los ejecutivos de América Latina, Bogotá es una ciudad vibrante con una oferta turística que viene en ascenso.

Algunos viajeros que la visitan por primera vez suelen pensar que su principal atractivo se centra exclusivamente en el turismo cultural, el cual es rico en museos, monumentos históricos y pintorescas iglesias que datan del siglo pasado. No obstante, con el paso de los años, Bogotá muestra otro rostro, uno que ofrece múltiples opciones de entretenimiento, diversión y descanso.

En el centro de la ciudad se encuentra la Plaza de Bolívar, donde se encuentran edificaciones como el Palacio de Justicia, el Capitolio Nacional, la Catedral Basílica Metropolitana Primada de Colombia así como la Casa del Cabildo Eclesiástico.

Destaca también los recorridos por el Museo Moderno sobre el Oro Precolombino, que cuenta con la colección de orfebrería prehispánica más grande del mundo con más de 34.000 piezas hechas en oro. Por su parte, el Museo Botero ubicado en centro histórico y cultural de Bogotá posee una basta colección de obras donadas por el artista Fernando Botero con el objetivo de difundir las artes y la cultura en su país natal.

Bogotá posee también una  rica y variada gastronomía de alta calidad con restaurantes dirigidos por chefs reconocidos mundialmente y que combinan el arte culinario autóctono con técnicas vanguardistas, llevando a los comensales por un viaje de sabores, convirtiéndose en  otro de sus puntos fuertes.

Por ejemplo, la Zona G ubicada entre la Calle 67 y la Calle 72 entre Carreras 7 y 4, se ha convertido en el corazón gastronómico de Bogotá. Allí se encuentran restaurantes de todo tipo: vegetarianos, asiáticos, parrillas, cocina típica colombiana, salones de té y panaderías, además de una oferta de coctelería y bares para todos los gustos. Este lugar también se ha orientado a lo cultural, contando con distintas galerías de arte como: Desborde, Nueveochenta y La Galería.

El Parque de la 93 es una de las zonas más exclusivas de la ciudad y se ha convertido en el lugar preferido para los viajeros debido a su variedad gastronómica que lo convierte en un lugar  cosmopolita con un entorno natural que inspira tranquilidad. Entre los lugares recomendados para visitar está Cinemanía que siempre presenta lo mejor del cine independiente y el mismo Parque de la 93, que periódicamente ofrece conciertos, ferias y actividades para toda la familia.  

Bogotá es la quinta ciudad del mundo y la segunda en América Latina con mayor número de establecimientos nocturnos: 12.000 en total. Esto significa que hay 154 bares y discotecas por cada 100.000 habitantes. La ciudad ofrece opciones para festejar hasta la madrugada, con buena música y un ambiente festivo donde el calor humano y la camaradería son parte de la idiosincrasia del colombiano.

Por ejemplo, Andrés Carne de Res es uno de esos lugares que no se puede dejar de visitar; este es un restaurante, un bar y “rumbeadero”, distribuido en cuatro pisos: Inferno, Tierra, Purgatorio y Cielo, inspirados en la Divina Comedia. Durante el día tiene un ambiente familiar, mientras que en la noche da paso a los mejores hit de la música colombiana e internacional.

Los fines de semana Bogotá abre su espectro en materia de ocio y diversión, con múltiples planes para visitar lugares cargados de historia, tradición, diversión y naturaleza, también para visitar lugares aledaños como Monserrate o la Catedral de Sal en Zipaquirá.

Pero si los planes contemplan mantenerse cerca de  su lugar de hospedaje , los domingos y festivos basta con alquilar una bicicleta y disfrutar de un paseo por la ciclovía, placer que los visitantes se podrán dar en un día soleado, mientras se deleitan con lugares que van desde las ferias artesanales de Usaquén, el Jardín Botánico, el Parque Nacional, sin dejar de lado la extensa oferta teatral, musical y de danza que tiene la ciudad, algunos de estos en rincones poco conocidos y menos explorados.

Otra fortaleza que posee Bogotá es su gran oferta hotelera que brinda grandes oportunidades con opciones económicas y tarifas asequibles, muchos de ellos ubicados en zonas estratégicas con una amplia gama de centros comerciales, donde se puede encontrar marcas reconocidas internacionalmente como también las locales que gozan de una alta reputación por su calidad aunado con los buenos precios, especialmente en calzado y ropa. 

El atractivo turístico de este destino también se evidencia con los datos de visitación el cual en el superó el 1 millón de turistas los cuales viajaron por motivos de vacaciones, recreación y ocio.

Esta cifra podría incrementar este año, gracias al dinamismo en la apertura de nuevos vuelos. Por ejemplo, la aerolínea colombiana Wingo abrió en setiembre pasado la ruta Bogotá – San José, la cual brinda la posibilidad de viajar a esta ciudad de forma más expedita y económica para los viajeros centroamericanos y en especial para los costarricenses quienes ahora tienen una nueva opción de bajo costo que arranca desde los $154.

Con esta alternativa de bajo costo, la aerolínea Wingo espera convertirse en una opción atractiva y de calidad tanto para viajeros ejecutivos como también para turistas entusiastas que desean estirar su presupuesto al máximo.

De acuerdo con Juan Sebastián Molano, Gerente de Comunicaciones de Wingo, “la aerolínea se ha enfocado en ofrecer un servicio de calidad a precios realmente bajos, lo cual es parte de la visión de hacer más asequibles los destinos en toda Latinoamérica”.

Otro detalle que no puede dejarse pasar a la hora de viajar hacia Bogotá es incluir en la maleta ropa cómoda pero sobre todo abrigada, como suéter y bufandas ya que si algo caracteriza a esta ciudad es su clima fresco, debido a su altura.


2018 © Revista Viajes. Todos los derechos reservados.
Se autoriza reproducir total o parcialmente citando la fuente siempre y cuando no sea con fines comerciales.