| Noticias Turísticas

Costa Rica sobresale en el mundo por albergar en un territorio de 51 100 kilómetros cuadrados más de 900 especies de aves, inclusive nuestro país posee más especies de aves que Estados Unidos y Canadá juntos. Precisamente debido a estas características particulares, por contar con escenarios naturales únicos de observación y en el marco de desarrollo de la Ruta de la Aves desarrollada por el Instituto Costarricense de Turismo, nuestro país fue la sede del BirdChallenge 2018.

Este reto se desarrolló del 4 al 12 de Octubre en los principales puntos de observación de aves del país con invitados internacionales expertos en avistamiento procedentes de Estados Unidos, Suecia, Canadá y Holanda.



Según Rafael Soto, coordinador del programa de “Ruta de Aves” del ICT el objetivo de este evento, más allá de un conteo de especies y de poner a influenciadores de alto nivel en el tema fue precisamente posicionar a Costa Rica en el mapa mundial como destino de aviturismo durante el período durante el periodo agosto-noviembre de cada temporada durante la migración de otoño. También este recorrido coincidió con la migración de aves rapaces que actualmente ocurre en el Caribe costarricense. Para lograr este propósito se realizó un viaje de familiarización que incluyó un intenso recorrido de observación y desplazamientos desde Parque Nacional Carara al Parque Nacional Bahía Ballena, Sarapiquí, llegando a la zona Caribe, dónde se visitó la torre de avistamiento de la reserva indígena Kekoldi, pasando luego a Nicoya y luego estableciendo un regreso a Coronado como punto final de avistamiento.

“Dentro del viaje de familiarización se incluyó el Bird Challenge que consiste en la división de grupos de observación de varios países del mundo que de manera sincronizada. Aprovechando la presencia de expertos, prensa internacional especializada en observación de aves y agentes de viajes que cubren este segmento se realizó un recorrido empezando por el Pacífico Medio, luego se visitó el páramo en el Cerro de la Muerte dónde vimos algunas especies endémicas y el mágico quetzal. Continuamos en Sarapiquí en otro tipo de bosque, hasta altas horas de la noche buscando algunos búhos y lechuzas. Este esfuerzo nos posiciona y nos pone en el mapa mundial de los observadores de aves, compartió Soto.

Como parte de los resultados positivos colaterales del BirdChallenge y sus actividades paralelas es la inclusión de los datos del conteo en los registros oficiales de la Universidad de Cornelle en Estados Unidos y las actualizaciones que realicen los expertos internacionales en la página más importante de avistamiento de aves del mundo, www.ibird.com. “Siempre estamos entre los diez primeros países en conteo de aves y este es un gran esfuerzo de los pajareros de nuestro país” destacó Rafael Soto, quién acompaño a los invitados internacionales en esta amplio recorrido.

Fortalecimiento de la Ruta de las Aves

Desde su lanzamiento hace más de dos años, el programa “Ruta de Aves” del ICT se ha fortalecido con una serie de capacitaciones a los empresarios turísticos ubicados en los nodos de observación en los que se divide el país. Además la promoción de Costa Rica como destino de avistamiento de aves se ha incrementado con acciones de mercadeo puntuales como el apoyo del Bird Challenge, la realización de viajes de familiarización con agentes, así como la invitación a periodistas de medios especializados en bird watching, bloggeros e influenciadores.



Con el desarrollo de este programa Costa Rica se expande en su oferta turística a un prometedor nicho de mercado, demostrando que cuenta con la capacidad logística, profesional, conocimiento técnico y facilidades para la implementación de rutas, circuitos y viajes personalizados concentrados en los meses de la estación baja de nuestro país, la mejor temporada para observar aves en muchas de las regiones del país.

La observación de aves representa una de las principales actividades a las que apuesta el país para atacar la estacionalidad de la visita de turistas. Según información recabada por el ICT en Estados Unidos existen más de 50 millones de observadores de aves y en Europa más de 10 millones, lo que constituye un amplio potencial de los principales mercados emisores.

Rafael Soto, coordinador del programa Ruta de Aves del ICT concluyó que poco a poco los objetivos del programa se van cumpliendo al mejorar los procesos de innovación de servicios turísticos en el ámbito local, así como vincular la observación de aves como incentivo para la conservación del medioambiente y la generación de oportunidades económicas y sociales, pero ante todo contribuir al posicionamiento de Costa Rica como uno de los mejores destinos del mundo para aviturismo.

Finalmente para John Fondore experto en aves y representante del sitio web e-bird para Centroamérica expresó que este evento fue que la experiencia fue excelente para la observación por las distancias cortas, por sus hábitats y sus amplias comunidades de aves y tiene la ventaja que en un día se pueden ver muchas especies. Por su parte Sergio Arias de Costa Rica Birding concluyó que “nos estamos colocando en el mundo como el pequeño gigante del aviturismo, pues somos un país pequeño con una amplia diversidad de aves con 920 especies”.

¿Qué es Ruta Nacional de las Aves?

El Instituto Costarricense de Turismo con el apoyo de cámaras empresariales, asociaciones especializadas y otros actores relevantes, impulsan un proyecto de mediano y largo plazo que tiene como principal objetivo el fortalecimiento de una red de localidades de observación de aves en las comunidades rurales de Costa Rica, esto con el fin de apoyar al sector privado en el desarrollo de productos de alta calidad y valor agregado capaces de generar experiencias únicas y encadenamientos productivos en torno a la actividad de observación de aves. Este proyecto sectorial responde a lo dispuesto en el Plan Nacional de Desarrollo 2015-2018 (MIDEPLAN, 2014) para el Sector Turismo.



El circuito de aves de Costa Rica está enfocado en el segmento de observadores de aves (nacionales y extranjeros, especialistas y principiantes) que integra prácticamente todo el territorio nacional con puntos y localidades del país seleccionadas especialmente para brindar al turista una experiencia de alto valor agregado; no solo por la alta diversidad de especies de aves, sino por los complementos de cultura, ruralidad y comunidades locales que se estarán integrando. El diseño de esta ruta contempla las aves como recurso central, y la participación de pueblos y comunidades cercanas a los puntos de avistamientos así como toda la gama necesaria de recursos naturales, culturales y humanos, y servicios ofrecidos al turista.


En Gastronomía

Un jurado calificador evaluó los platillos presentados por los chefs.

16-06-2019

Desayuno típico costarricense se renueva

2018 © Revista Viajes. Todos los derechos reservados.
Se autoriza reproducir total o parcialmente citando la fuente siempre y cuando no sea con fines comerciales.