Publicidad
Después de ser rescatados y rehabilitados por SeaWorld, los animales considerados por autoridades del gobierno como no aptos para retornar a la naturaleza, fueron trasladados a la ciudad de Clearwater en Florida.

| Noticias Turísticas

 Esta semana, SeaWorld Parks & Entertainment anunció que dos animales rescatados y rehabilitados por la companía, y posteriormente considerados por dos entes gubernamentales, la Administración Nacional del Océano y de la Atmósfera (NOAA, siglas en inglés), y por el Servicio de Pesca y Vida Silvestres de los Estados Unidos (USFWS, sigla en inglés), como no aptos para ser devueltos a su entorno natural, fueron trasladados hoy al acuario de Clearwater en Florida. El par de animales incluye al delfín nariz de botella “Apollo” y la tortuga marina verde “Boba Fett”. Ambos entes gubernamentales, NOAA Y USFWS determinaron que estos animales no estaban en condiciones de ser devueltos a su entorno natural, debido a sus condiciones crónicas de salud.

“Por más que nuestro objetivo sea devolver al 100% de los animales que rescatamos y rehabilitamos a sus hábitats naturales, algunas veces esto se torna inviable por causa de sus condiciones de salud que les imposibilitarían de sobrevivir por cuenta propia,” expresó John Peterson, Vicepresidente de Operaciones Zoológicas de SeaWorld Orlando y jefe del equipo de SeaWorld Orlando Rescue. “Todos los que pertenecemos a la comunidad acuática y zoológica, trabajamos conjuntamente para ayudar a animales en situaciones de peligro, y estoy muy contento porque sé que nuestros amigos del Acuario de Clearwater cuidarán muy bien de estos increíbles animales.”

El Director Ejecutivo del Acuario de Clearwater, Dr. James “Buddy” Powell, expresó que “es por medio de un maravilloso trabajo en equipo, respeto, y profesionalismo de cada una de las organizaciones involucradas que estos dos animales tendrán una segunda oportunidad de vida. Quiero agradecerle a los equipos del Instituto de Investigación Hubbs-SeaWorld, a NOAA, al USFWS y a SeaWorld Orlando por coordinar y ejecutar el rescate de los animales, así como el excelente proceso de rehabilitación.”

El delfin Apollo, encontrado encallado este año comienza una nueva jornada de recuperación

El día 15 de mayo de 2021, el Instituto de Investigación Hubbs-SeaWorld (HSRI, sigla en inglés) fue informado sobre un delfín encallado en el litoral de la Costa Este de Florida. Debido a su condición y en conjunto con NOAA, se tomó la decisión de trasladar al delfin a SeaWorld Orlando para su rehabilitación. 

La Dra. Lydia Staggs, especialisa en veterinaria y en cuidados de delfines de SeaWorld, fué la primera en examinar a Apollo a su llegada. “Identificamos que el delfín tiene cerca de dos años y debido a su temprana edad, tuvimos que actuar rápidamente para hacer una evaluación completa de salud y así devolverlo al agua cuanto antes,” expresó la veterinaria. “Realizamos inmediatamente nuestro examen de sangre estándar, así como radiografías y endoscopia para así poder mantenerlo fuera del agua el menor tiempo posible. Los resultados fueron positivos.”

Sin embargo, él estaba aproximadamente 15% por debajo de su peso ideal y necesitaba subir 13,5 Kg para alcanzar un peso coprporal saludable para su edad. Él también presentó un problema con un parásito muy común para el cual lo sometemos a un tratamiento. Con estas cuestiones bajo control, una prueba de audición fue realizada como parte del protocolo de presoltura del animal. La prueba administrada por la Fundación Nacional de Animales Marinos (NMMF, sigla en inglés) confirmó un diagnóstico de pérdida atípica de audición para la edad de Apollo, que acabó comprometiendo su habilidad de ecolocalización, manera por la cual los delfines encuentran comida en la naturaleza

Sin embargo, él estaba aproximadamente 15% por debajo de su peso ideal y necesitaba subir 13,5 Kg para alcanzar una masa saludable para su edad. También presentó un cuadro parasitario muy común, por lo que fué sometido al tratamiento respectivo. Con este tema ya bajo control, y como parte del protocolo estandar de pre-liberación del animal, La Fundación Nacional de Animales Marinos (NMMF, siglas en inglés) fué la encargada de realizar una prueba de audición, lo cual confirmó un diagnóstico de pérdida atípica de audición para la edad de Apollo, lo que comprometió su habilidad de ecolocalización, que es el método por el cual los delfines encuentran comida en la naturaleza.

Investigaciones indican que más de la mitad de los delfines nariz de botella encontrados en situaciones de encalle presentan pérdida de audición severa. Los estudios también apuntan que la deficiencia auditiva puede causar el encalle en cetáceos (ballenas y delfines).  

La Dra. Staggs añadió, “esta condición significa que el animal difícilmente sobreviviría en la naturaleza debido a que la ecolocalización es esencial para la caza. La buena noticia es que Apollo estará muy bien en un ambiente con cuidados humanos y su futuro parece ser promisorio.

Por causa de la pérdida de audición, NOAA determinó que Apollo no es un candidato a la liberación y seleccionó el Acuario de Clearwater como su hogar permanente. Apollo se juntará a PJ y Hemingway, dos delfines también rescatados y rehabilitados por SeaWorld.

La pequeña tortuga verde rescatada en el 2018 comienza un nuevo capítulo de su vida

El 4 de mayo de 2018, la tortuga verde de solo 3 Kg fue traída a SeaWorld para pasar por un proceso de rehabilitación después de ser rescatada. Con aproximadamente 2-4 años de edad, el animal fue encontrado en Volusia, en Florida, flotando en el agua sin poder sumergirse. Su caparazón estaba severamente fracturado, una lesión traumática probablemente como resultado de un choque con un barco.

Las tortugas verdes son una especie común en Florida y uno de los pacientes más frecuentes del Centro de Cuidados Animales de SeaWorld Orlando. Aunque se encuentran en las costas de 140 países, están consideradas como una especie en peligro de extinción.

Cariñosamente llamada “Boba Fett” por causa del personaje pequeño pero poderoso de Star Wars, la pequeña tortuga pasó por cuidados de la experimentada veterinaria de SeaWorld, Dra Stacy DiRocco. “El animal llegó hasta nosotros con una herida profunda encima de su caparazón que impactó su columna vertebral,” expresó ella. 

Mientras su herida comenzó a curarse, la tortuga continuó presentando dificultad de sumergirse y también era incapaz de utilizar sus aletas. Diversos Rayos-x y tomografías confirmaron el daño en su columna vertebral. Lamentablemente, la tasa de supervivencia de tortugas con esta condición es 0, sin el cuidado humano a largo plazo.

La Dra. DiRocco añadió, “ adoramos a este animalito - él es un sobreviviente, lindo como un pequeño botón, y tiene una excelente personalidad. Sabíamos que necesitaría un hogar especial permanente, y estamos muy felices de que haya encontrado su lugar junto a otras tortugas verdes en el Acuario de Clearwater. Sabemos que ellos cuidarán muy bien de nuestro Boba Fett.”

Durante su permanencia en SeaWorld, la tortuga triplicó su tamaño, y ahora pesa cerca de 9 Kg. Las tortugas verdes pueden alcanzar hasta 180 Kg y 1,5 metros, y tienen una expectativa media de vida de 30-40 años. 

SeaWorld suele suministrar hogares permanentes para animales considerados no aptos para ser devueltos a la naturaleza, sin embargo, no todos los animales rescatados y rehabilitados por la compañía pasan a formar parte de su población de animales residentes. SeaWorld forma parte de una comunidad global de zoológicos y acuarios que tiene como compromiso ayudar a animales y ofrecer cuidados a largo plazo para los que lo necesitan.

SeaWorld está acreditado por la Asociación de Zoológicos y Acuarios (AZA, sigla en inglés), por la Alianza de Animales Marinos, Parques y Acuarios y por American Humane.


2018 © Revista Viajes. Todos los derechos reservados.
Se autoriza reproducir total o parcialmente citando la fuente siempre y cuando no sea con fines comerciales.