| Noticias Turísticas

División Territorial de Costa Rica en 1825 con la agregación del territorio del Partido de Nicoya.

Sus tres principales poblaciones:

  •  Nicoya: era la cabecera del partido, sede de las autoridades políticas y religiosas, se encontraba gobernada por un Jefe Supremo o Alcalde Mayor. La ciudad colonial fue fundada unos kilómetros al norte de la ciudad precolombina de Nicoya. Jugó un papel muy importante tanto para la conquista de Nicaragua como la de Costa Rica. Mantenía un activo comercio con la ciudad de Puntarenas. Tenía 1978 habitantes al momento de la Incorporación.
  • Santa Cruz: ubicada en el paraje de Diría, fue lugar de asentamiento aborigen, posteriormente su población se vio incrementada con la llegada de ladinos provenientes de Nicoya. Contaba con 2502 habitantes al momento de la agregación.
  • Guanacaste (actual Liberia): ubicada al norte del río Salto, era un caserío con 1366 habitantes que surgió en 1769. Servía de pueblo de paso y sobrevivía del comercio ganadero principalmente con la ciudad de Rivas, Nicaragua.

El Partido de Nicoya, gozaba de una gran autonomía, aunque en lo civil y administrativo dependió de la Capitanía General de Guatemala. Sin embargo, por la cercanía con la Provincia de Costa Rica, específicamente con las poblaciones de Puntarenas, Esparza, Bagaces y Las Cañas, estableció relaciones comerciales y una gran identificación con la forma de ser de los costarricenses.

Por lo anterior, el Partido de Nicoya durante la Colonia mantuvo un estatus muy particular, pues era un territorio que no pertenecía a Nicaragua ni a Costa Rica y comercialmente existían importantes vínculos con esta última.

En el año de 1812 la Provincia de Costa Rica debía enviar un diputado que la representara en las Cortes de Cádiz. Debido a que la población costarricense era poca, la Provincia contó con la del Partido de Nicoya, que se le unió temporalmente, para tener el mínimo requerido para nombrar a dicho representante ante las Cortes. Con esa unión se logró nombrar al presbítero Florencio del Castillo como representante de la Provincia de Costa Rica en las Cortes de Cádiz.

Cuando se declaró la Independencia de Centro América, el 15 de setiembre de 1821, Nicaragua volcó su interés por el Partido de Nicoya. Pero al ser aquel un país con muchos problemas internos, no lo hacía llamativo para los nicoyanos, lo que obligó a tomar una decisión y definir el futuro.

Las relaciones con Costa Rica hacían propicia la unión a este territorio, pues los nexos mercantiles eran muy favorables y la integración política complementaba la económica, que se había desarrollado años atrás.

Bajo esta coyuntura los habitantes del Partido de Nicoya acordaron realizar un cabildo abierto para definir su situación. En consecuencia, decidieron integrarse a la Provincia de Costa Rica el 25 de julio de 1824, bajo el lema “De la Patria por nuestra voluntad". El cabildo abierto, que tomó la decisión de la Incorporación estuvo presidido por Manuel Briceño, con los regidores Toribio Viales, Ubaldo Martínez y Manuel García. La elección se dio por mayoría de votos, con un 77% de la población del Partido a favor de la incorporación, y un 23% contrario a la misma.

La Incorporación fue ratificada en el 18 de marzo de 1825 por una ley del Congreso de la República Federal de Centroamérica, la cual dispuso también que quedase agregada a Costa Rica la población de Guanacaste, hoy Liberia, que en la que se abogaba por continuar unida a Nicaragua debido a la existencia de gran cantidad de hacendados en el istmo de Rivas con propiedades en la zona de Guanacaste.

Fuente: Archivo Nacional.


En Gastronomía

25-06-2020

Fogo Rodizio Resort & Spa renace en Escazú

2018 © Revista Viajes. Todos los derechos reservados.
Se autoriza reproducir total o parcialmente citando la fuente siempre y cuando no sea con fines comerciales.