| Noticias Turísticas

El nacimiento oportuno de la cría coincide con la festividad de la especie, que celebra el animal más alto del mundo y crea conciencia sobre la difícil situación de las poblaciones en peligro de extinción en la naturaleza.

El equipo zoológico de Busch Gardens ha estado monitoreando a Bea y su cría mientras continúan desarrollando su vínculo tras bastidores en el parque. A medida que se alcancen importantes metas de desarrollo en los próximos meses, Bea y su cría pronto se unirán a la manada en la llanura del Serengeti del parque, donde podrán ser vistos por los visitantes.

El Día Mundial de la Jirafa se celebra cada año el 21 de junio para celebrar el popular animal de la sabana y resaltar los esfuerzos de conservación para sus poblaciones en la naturaleza. Las jirafas reticuladas son una especie en peligro de extinción con solo 15,000 restantes en su entorno natural. Las poblaciones han disminuido en más del 50 por ciento en los últimos treinta años debido a la pérdida de hábitat y la caza.

La nueva cría es la última historia de éxito con respecto a la participación de Busch Gardens en la Asociación de Zoológicos y Acuarios (AZA) Species Survival Plan® (SSP). La misión del SSP es gestionar cooperativamente poblaciones de especies específicas dentro de las instalaciones acreditadas por AZA. Después de un embarazo de 15 meses, el equipo de Busch Gardens está muy contento de dar la bienvenida a la nueva cría después de los dos nacimientos exitosos de Bea: Binty en 2014 y Amani en 2015. La última jirafa nacida en el parque fue Patty, quien llegó la víspera del día de San Patricio en 2018.


En Gastronomía

25-06-2020

Fogo Rodizio Resort & Spa renace en Escazú

Bienestar

28-04-2020

Termatalia se aplaza a 2021

2018 © Revista Viajes. Todos los derechos reservados.
Se autoriza reproducir total o parcialmente citando la fuente siempre y cuando no sea con fines comerciales.