Costa Rica compite en la formación del personal turístico

En la actualidad la industria turística aporta el 10% del PIB en el mundo, produciendo un empleo por cada 11 personas, siendo un sector dinamizador dentro de la economía internacional.

En este sentido Costa Rica, es un destino privilegiado e incluso competitivo en cuatro aspectos relacionados a la oferta laboral del turismo: formación del personal, trato al cliente, contratación y despido, y en productividad. Así lo afirmó Mercedes Carreño, Directora del CENTRO Español de Nuevas Profesiones, en el marco del I Congreso Internacional de Profesionales en Turismo, realizado el 20 de octubre, en el país.

Según el índice de competitividad turística de WorldEconomicForum  Costa Rica cuenta con un 4.7% versus  España con una inferioridad de 3.7% en formación del personal. En trato al cliente en el sector turístico Costa Rica alcanza un índice del 5.1%, mientras que el país europeo es calificado con 4.5%.

En cuanto a contratación y despido los costarricenses son calificados con 4.3%, en comparación a los españoles con 3.3%. En el tema de productividad logramos el 4.2%, respecto al 3.2% de España.

Carreño acredita esta superación de Costa Rica al mejoramiento en la planificación y coordinación, elementos fundamentales en el tema del empleo turístico.

Entre los elementos que enfatizó prioritarios para el éxito de las empresas turísticas ligadas a los beneficios en la oferta laboral están: innovación y motivación, revolución tecnológica, revolución científica, y la productividad, que esta conlleva a la revolución del empleo en el turismo.

Por lo general, las capacitaciones de las empresas, hacen que el personal turístico sea empático, paciente y una actitud de excelencia en el servicio.

“Hay dos niveles de conocimiento: formación y capacitación técnica, esta se puede adquirir en empresa, mientras que la formación no. El trabajador debe tener vocación y voluntad de servicio”, aseguró la Profesional.

Uno de los aspectos favorables de la industria turística es que permite el acceso al empleo a las personas más desfavorables, por lo general, a jóvenes y migrantes.

Otra de las características del empleo turístico es la flexibilidad, en su mayoría se exige la igualdad de oportunidades, y su estacionalidad.

Carreño también destacó que el turismo es una actividad única, al lograrse recuperar pese a los periodos de crisis.