Ourense se ha sumado a la celebración del Global Wellness Day (Día Mundial del Bienestar) el pasado 10 de junio, con un acto que reunió en la Piscina de As Burgas de la ciudad a distintos representantes institucionales, empresariales y sociales entre los que se encontraban el alcalde de Ourense, Jesús Vázquez; la delegada territorial de la Xunta, Marisol Díaz; el vicepresidente de la Diputación y concejal de Termalismo de Ourense Jorge Puma; el diputado nacional Celso Delgado; la presidenta de la Federación de Comercio de Ourense y el director de Termatalia, Alejandro Rubín. Estuvo organizado por Termatalia y contó con la colaboración del Ayuntamiento de Ourense. El objetivo de este encuentro fue posicionar a Ourense como un destino saludable y de bienestar.

Termatalia, Feria Internacional de Turismo Termal, Salud y Bienestar, cuenta una red estratégica internacional en la que se incluyen muchas de las entidades que promueven el turismo de salud a nivel mundial. Entre estas se encuentra también está el “Global Wellness Day”, ya que uno de los objetivos de Termatalia es fomentar un estilo de vida saludable y un turismo de calidad respetuoso con el Medio Ambiente.

Ourense, por su parte, celebra este día para promocionarse como destino saludable, un concepto que va más allá de su potencial termal y que incluye también sus recursos naturales y una gastronomía de calidad con muchos productos “kilómetro cero” producidos, transformados y comercializados en la provincia.

GLOBAL WELLNESS DAY

El Día Mundial del Bienestar es un evento que trasciende fronteras, se celebra a nivel global el segundo sábado de cada mes de junio, en la actualidad más de 74 países ya tienen una participación activa. El fin de esta jornada de reflexión es impulsar el bienestar (Wellness) y fomentar un estilo de vida saludable. Con esta iniciativa, se busca crear conciencia social sobre las consecuencias y la importancia que tienen la prevención y el bienestar en la salud de las personas.

La primera celebración tuvo lugar en Turquía en el año 2012 y aquello que nació como un pequeño evento local, en tan sólo cinco años, se ha convertido en una celebración de magnitud global. Su objetivo: Crear conciencia social para impulsar el bienestar y un estilo de vida más saludable. Hoy más de 600 emplazamientos repartidos entre los siete continentes ya han alcanzado a más de 100 millones de personas. Y el movimiento sigue creciendo.

Las actividades que promueve esta celebración son: caminar una hora al día, llevar una vida respetuosa con el Medio Ambiente, beber mucha agua, elaborar un menú diario sano y con productos frescos y locales, pasar tiempo con la familia y dormir un mínimo de ocho horas.