Karen Retana / Periodista Revista Viajes

Ilya Espino de Marotta  compartió su experiencia al mando de esta monumental obra de ingeniería del SXXI con los principales líderes de Centroamérica, El Caribe  y el Norte de América del Sur de Eaton.

Espino rompió paradigmas, demostró que ni su género ni su condición de madre de tres hijos fueron obstáculos para alcanzar sus metas y brillar como profesional.

Su compromiso y persistencia fueron eslabones claves que la destacaron y la convirtieron en la figura prominente de uno de los proyectos de ingeniería más grandes y relevantes del siglo XXI: la ampliación del Canal de Panamá.

La ingeniera visitó el país como invitada especial durante la Reunión Anual de Alineamiento 2017 de Eaton, una actividad que forma parte de la política de Diversificación e Inclusión que tiene dicha empresa.

La ampliación del Canal es uno de los proyectos más ambiciosos de la ingeniería contemporánea y es su mayor satisfacción como mujer y profesional.

“Pude demostrar, tras mi casco rosado que las mujeres sí podemos llegar al horizonte que nos impongamos, incluyendo altos cargos. Mi mensaje para todas las mujeres de cualquier edad es que el secreto principal es no tener temor en lo que uno quiere, en lo que a uno le gusta, lo importante es lanzarse y conquistarlo”, sostuvo la Ing. Espino.

Sin embargo es consciente que hubo momentos de tensión como cuando se paralizó la obra por parte del contratista, una situación que a su juicio fue muy tensa para ambas partes y a la que nunca habían estado expuestos.

“Bueno, realmente fue una labor de mucha dedicación, de mucha comunicación y de mucho apoyo del personal. Una obra de esta magnitud con toda esta complejidad no la lleva una persona sola sino con el apoyo de personal muy capacitado y comprometido pero llevando un liderazgo de mente abierta y de escuchar opiniones de los demás.”, expresó

Ella es el rostro visible de la ampliación del Canal. Participó en el plan maestro y lideró las diversas etapas de la gerencia del proyecto, una responsabilidad que asumió tras haber labrado una exitosa carrera de tres décadas en diversas posiciones  en la Comisión del Canal de Panamá, donde labora desde que se graduó como ingeniera.

En la actualidad, funge como Vicepresidenta Ejecutiva de Ingeniería y Administración de Programas de la Autoridad del Canal de Panamá, un cargo que por primera vez es ocupado por una mujer.

Para la profesional, el secreto de su éxito radica en la dedicación, el amor al trabajo y el apoyo familiar, contando primero con Dios.

Su caso de éxito y sus experiencias al frente de este megaproyecto que hoy es parte de la historia lo compartió con los líderes de la región de Eaton, con la finalidad de impregnar en la organización una serie de valores y pilares que cimienten una cultura ganadora.

Reconoce que con la ampliación del canal, Panamá ahora enfrenta el reto de aprovechar el potencial de la obra para convertirse en un Hub logístico no sólo para la región sino para el mundo.

“El país debe hacer una estrategia que involucre a todos los participantes en la logística, el Canal de Panamá forma parte de ese grupo. También estamos integrándonos, razón por la cual se están realizando estudios para desarrollar unos parque logísticos como parte del canal de Panamá, estamos solicitando un puerto adicional”, explicó.

Por el momento, la prioridad es observar cómo evoluciona la demanda y las rutas, ya que si continúa creciendo la cantidad de barcos, sería necesario desarrollar una cuarta línea la cual en la actualidad se está estudiando.