Milagro Arias | Periodista Revista Viajes

Más que fusión o vanguardia, se puede describir a este lugar como un referente de estilo de vida.

Después de posicionar 25 restaurantes en el país guatemalteco, este concepto gastronómico llega a Costa Rica en 2014 con un restaurante en Escazú, y ya suma cuatro Bistró, con su más reciente apertura en Barrio Escalante.

Ellos como propuesta ofrecen ser muy auténticos. Y lo hacen con producto muy fresco, artesanal y con creaciones propias.

Tomar ideas de muchos lugares del mundo, es lo que han hecho, de acuerdo con Gustavo Guzmán Méndez, Gerente de expansión de Saúl Méndez, pero eso lo consolidan a su propia versión, a un gusto propio.

"Eso es un poco con algunas recetas, como los blinis (un estilo de crepa) o algunas bebidas. Y buscamos más la parte elaborativa artesanal, pero no en decoración artística. Es un tema decorativo mas de sensación que de ejecución perfecta", explicó Guzmán Méndez.

Aquí se puede apreciar como incorporan sus propias interpretaciones de platos que podrían ser más reconocidos, ya que reúnen ingredientes muy de Costa Rica. Como el queso mascarpone con moras, o la guayaba, limón, coco, miel, o hasta canela con la Kombucha (bebida tendencia en Japón y otros países).

En Barrio Escalante es su apertura más reciente, ahí estrenan un menú que incorpora por primera vez coctelería, además con una carta de vinos renovada. Todo como parte de una experiencia muy fresca.

Muy exclusivos

Los Lassis, bebidas originarias de India, se elaboran a base de yogurt, mientras que Los smoothies los preparan con una selección de frutas naturales, endulzados únicamente con miel de abeja. Y las destacadas bebidas fermentadas, una a base de té y prebióticos y la otra de fermentación distinta como un digestivo son las Kombucha o Kémir. Ambas con la combinación de ingredientes que tienen algún beneficio para la salud.