Resistencia, emoción, aventura y más... ¡le espera en Canopy Safari! 

Melissa Solís Cordero | Periodista Revista Viajes

Resistencia, emoción, aventura y más... ¡le espera en Canopy Safari! 

Alzar el vuelo en medio de los árboles para muchos significa diversión, en especial para los más atrevidos y aventureros, pero para los que no hacemos con frecuencia este tipo de actividades, nos provoca ciertas inquietudes y miedos. En Canopy Safari, en Quepos, lo único que importa es ¡vivir cada segundo, como nunca antes!

Un sinfín de emociones al poner a prueba tu resistencia, condición física pero sobre todo vencer el miedo a la altura. Si eres de los que les gustan las emociones fuertes o ya tienes experiencia en el rapel y tirolesa, disfrutarás la adrenalina que invade tu cuerpo desde que inicia el recorrido.

Antes de comenzar, Diego Serrano, gerente y propietario del Canopy enfatizó "Les hacemos firmar un convenio de liberación de responsabilidad a los visitantes, garantizando que tienen conocimiento que es una actividad de alto riesgo".

Poco a poco te darás cuenta que todo fluye como jamás te lo imaginas, y por fortuna se cuenta con un equipo humano y técnico de excelencia, que te animarán e incluso te sacarán más de una sonrisa. El tour consiste en 8 plataformas, 10 líneas de canopy, 2 líneas de rapel, 1 puente colgante, 1 "Tarzan Swing", y ¡hasta hacer el famoso Superman!

El viento podrá soplar fuerte o lento, pero será uno de los factores principales, además de la altura para determinar el nivel de intensidad durante el trayecto. Sin embargo, los guías aseguran que no dejarás de disfrutar la experiencia. La adrenalina se intensifica tras cada paso que das y al voltear a tu alrededor, admiras la majestuosa vista panorámica de la zona.

"Es una aventura que puedes vivir en Quepos, es el primero que se creó en la zona. El lugar se ha acondicionado, en medida de lo permitido para esta actividad extrema y se cuenta con personal altamente capacitado; es diversión y entretenimiento sin salir de Quepos", dijo Serrano.

En medio del recorrido, le espera una caminata por la montaña, en la que se pueden observar ranas, aves, y una exuberante oferta de fauna y flora. Pero la simpatía, el entusiasmo y la familiaridad que transmiten los guías, es muy particular... ¡sí particular! porque te quitan cualquier temor y te instan a ¡hacerlo todo!

Cada lanzamiento es a tu gusto.., ¡sí a tu gusto! Con manos hacia arriba, de cabeza, gritando, dando vueltas... todo depende de qué tan atrevido seas. Al finalizar, te darás cuenta que tan rico es enfrentar tantos miedos, y lo mejor, ver las caras de tus acompañantes.

Pero ¡cuidado con esas caras! al final del tour, le espera un exquisito almuerzo típico preparado por mujeres de la zona, y mientras comes, respiras y vuelves a la realidad, reirás aún más de las fotos que te tomaron durante todo el trayecto y que incluso te las podes llevar a casa para compartirlas y hacer que otros se antojen y quieran ser parte de esta aventura.