Marriott International anunció que el año 2016 fue el más fuerte de su historia en cuanto al aumento del número de las habitaciones en sus hoteles. Abrió un récord de 55.000 cuartos en este periodo de tiempo, sin contar los 381.000 que ganó con la adquisición de Starwood. La empresa fusionada firmó 880 contratos hoteleros nuevos (que representan casi 136.000 dormitorios) mediante una gestión a largo plazo y acuerdos de franquicia, y abrió más de 400 hoteles con más de 68.000 habitaciones en todo el mundo. En la actualidad, Marriott opera o franquicia más de 6.000 hoteles y casi 1,2 millones de habitaciones.

“El 2016 se recordará como un año notable en la historia de Marriott. Completamos la adquisición de Starwood y registramos un crecimiento récord que pone en manifiesto la marcada preferencia que los propietarios y los franquiciados tienen por nuestro inigualable portafolio de marcas, las mejores ventas y plataformas de comercialización en su clase y los socios más dedicados en la industria”, dijo Arne Sorenson, presidente y director general de Marriott. “Nuestros logros de este año posicionan a Marriott para un éxito continuo y crean más posibilidades para nuestros huéspedes, asociados, socios de desarrollo, accionistas y las comunidades donde hacemos negocios”, añadió.

“En 2016 logramos un crecimiento global fuerte tanto en el mercado establecido como en el mercado emergente”, expresó Tony Capuano, vicepresidente ejecutivo de Marriott y director de desarrollo global. En este sentido, agregó: “De acuerdo con el informe STR de diciembre del año 2016, el canal de ventas norteamericano de Marriott alcanzó un porcentaje líder: el 36 por ciento de habitaciones de la industria en construcción y el 14 por ciento de habitaciones ya abiertas en la industria. Por primera vez en la historia de Marriott, más de la mitad de las habitaciones de nuestro canal de desarrollo están fuera de Norteamérica, con un 44 por ciento de esos cuartos en construcción”.

La distribución global de hoteles de servicio selecto de la empresa fusionada abarcó casi 4.000 propiedades a finales del 2016. Su portafolio de servicio selecto continúa experimentando un gran impulso global con las 275 aperturas y más de 640 nuevos contratos que se llevaron a cabo el año pasado. Además, el crecimiento continuará con los casi 1.800 proyectos de servicio selecto que tiene previstos. La poderosa evolución de la trayectoria del servicio selecto fue encabezada por las marcas consolidadas Courtyard by Marriott, Fairfield Inn and Suites y Residence Inn by Marriott y fortalecida por los nuevos miembros del portafolio de servicio selecto de la empresa, Aloft y Element, los cuales registraron el mayor número de firmas que jamás hayan tenido.

La empresa fusionada fortaleció aún más su liderazgo en los segmentos de lujo de alto valor y superior de lujo de STR con la firma de 236 nuevos hoteles, que representa la disponibilidad de más de 50.000 habitaciones; y la apertura de más de 100 hoteles, que supone más de 27.000 habitaciones en destinos como Singapur, Houston y Sanya, en China, ya que una nueva generación de viajeros está buscando experiencias distintivas alrededor del mundo. La participación de Marriott en el canal de la industria de habitaciones de lujo es del 29 por ciento. Los hoteleros independientes tienen más opciones que nunca de aprovechar la potente lealtad de Marriott y los sistemas de distribución con Autograph Collection, que el año pasado sobrepasó los 110 hoteles abiertos, así como las marcas Tribute Portfolio y The Luxury Collection. Combinadas, estas tres marcas generaron la firma de 80 contratos durante el año, lo que contribuyó a la apertura de 28 hoteles en 2016.

“Marriott está bien posicionada para un fuerte y continuo crecimiento en los próximos años”, continuó Capuano. “Ofrecemos a nuestros socios de desarrollo los beneficios de escala y ventajas competitivas que pueden ayudarlos a maximizar la amortización de su inversión. También ofrecemos la más amplia cartera de marcas y plataformas de fidelización líderes en la industria. Tenemos la marca correcta para el lugar correcto, ya sea un nuevo emprendimiento hotelero o una oportunidad para reposicionar un activo existente”, concluyó.