Unos 40 hoteles, 20 ubicados en la provincia de Coclé y 20 en tierras altas (Boquete, Volcán y Cerro Punta) en la provincia de Chiriquí, fueron  seleccionados por la Autoridad de Turismo de Panamá  (ATP), en  noviembre del 2016, para  formar parte del "plan  piloto de  calidad"  del Sistema  de Certificación de Calidad  Turística (SCCT) de Panamá.

La jefa de Calidad y Cultura Turística de la ATP, Soraya Alderete, explicó que el SCCT fue consensuado en el 2011  por las empresas  dedicadas  a la actividad turística, el  gobierno y la comunidad; sin embargo, para que este sistema se mantenga vigente, el administrador de la ATP, Gustavo Him, ordenó este año se elaborara este plan piloto y que el mismo se iniciara en el interior del país. 

Destacó que antes de que estos 40 hoteles fueran seleccionados para este plan piloto el Departamento de Calidad y Cultura Turística dictó a sus propietarios, directivos y administradores un ciclo de talleres de sensibilización sobre la importancia de poner en práctica este proyecto.

Fueron ocho horas en cada uno de estos hoteles donde se explicó a los seminaristas qué es un sistema de gestión de calidad, cuáles son sus ventajas, cómo funciona el sistema panameño y qué beneficios se obtendrían.

Alderete indicó que para la selección de los hoteles se tomó en cuenta los que han demostrado esfuerzo por alcanzar la calidad en el servicio, mejoras en infraestructuras y en el cuidado al medio ambiente.

Según la funcionaria la calidad consiste en varios aspectos que incluye la parte estructural  del inmueble,  es decir que responda a las necesidades de comodidad, seguridad y confort, así como con áreas para el desplazamientos de personas con discapacidad: rampas, puertas, agarraderas, entre otros. 

El SCCT incluye varias etapas, a saber: cuando se implanta el sistema en la empresa y se trabaja con ella para alinearlas o capacitarla en lo que es un sistema de gestión de  calidad; cuando se logra el objetivo la empresa está preparada para enfrentar una auditoria y de aprobarla se le otorga la certificación que es el documento que valida que esa empresa apuesta a la calidad y es lo que inclina la balanza del consumidor  al momento de elegir a determinada empresa para su estadía”,  detalló Alderete.

El sistema también evalúa la parte de gestión ambiental como el proceso de re-utilización y reciclaje, que afecte en lo menos posible  la naturaleza e igualmente, se califica la atención al turista.

Los 40 hoteles que participan en este ensayo  tendrán  hasta mayo de 2017 para cumplir con estas exigencias, que serán evaluadas por empresas expertas internacionales, con el aval del gobierno panameño.

El otro plan piloto aplicado  por la ATP  es el Sistema  Integrado Centroamericano de Calidad y Sostenibilidad Turística (SICCS), en la que participan unas 12 empresas dedicadas al servicio de alojamiento, restaurantes, operadoras de turismo y turismo de aventuras.

Alderete resaltó que para la implementación  del SICCS en otros países, ministros de turismo de la región centroamericana solicitaron a Panamá, por su experiencia al igual que a Costa Rica,  asesoría para la creación  de las bases de este sistema que aplica Panamá como plan piloto en Coclé, ciudad capital y Chiriquí.