Turkish Airlines es la aerolínea más conectada del mundo, diariamente desde su sede central en Estambul salen cientos de vuelos diarios, sus aviones llegan a 120 países, 299 ciudades y 302 destinos.

Parte de esas estadísticas se encuentra Panamá, ya que la empresa, en mayo de 2016 inició el vuelo de la aerolínea turca Turkish Airlines que viaja en la ruta Estambul-Bogota-Panamá.

Al cumplir el primer de esta ruta lograron movilizar alrededor 52,000 pasajeros, de los cuales el 70% tenían como destino o abordaron en Bogotá y un 30% en Panamá, pero como un dato curioso, se conoció que la mayoría de los asientos de clase de negocios lo aportan los pasajeros que abordan en el aeropuerto panameño.

Los ejecutivos de la empresa se sienten satisfechos con los resultados obtenidos hasta la fecha, por lo cual los planes de la aerolínea ahora son consolidar el vuelo, que tiene tres frecuencias semanales, y en un futuro aumentarlas destacó Mustafa Dogan, vicepresidente de ventas Turkish Airlines para América Latina, quien explicó desde la sede central en Estambul a ANPanamá algunos de los planes que tiene la empresa para este mercado.

Dogan señaló que para el 2018 esperan superar las cifras obtenidas en más de un 25%. Aún en los planes para estar Panamá son primero tener aviones con más capacidad, luego más frecuencias.

Aunque la expectativa que tiene Panamá es que el vuelo sea directo Estabul Panamá y viceversa. “Es lo que quisiéramos, pero la ruta que tiene está funcionando bien” dijo el ministro de Turismo de Panamá, Gustavo Him. Quien lo calificó como éxito el vuelo.

“En las rutas de las aerolíneas es importante sacar los costos y yo creo que ellos han trabajado muy bien para que sea rentable” expresó Him.

Hasta la fecha dentro de esta ruta han podido captar, tanto a los viajeros panameños y bogotanos, como algunos de países como Costa Rica, Honduras y Nicaragua.


Fuente: Forbes